Educación

52 herramientas de disciplina positiva

Hoy toca jueves educativo y te traigo 52 herramientas de disciplina positiva. Herramientas que te pueden ayudar en momentos de tensión con tus hijos. Al menos, a mí me ayudan.

Hace unas semanas veíamos qué era la Disciplina Positiva ¿recuerdas? Si no lo recuerdas o eres nueva/o por aquí, puedes ver el artículo pinchando aquí.

A modo de recordatorio, te diré que consiste en un modelo educativo basado en el amor, en el respeto y en la empatía.

Un modelo que afronta las situaciones de conflicto o comportamientos inadecuados de los niños, de manera respetuosa y positiva hacia los niños y hacia los adultos.

Fue en el taller Cómo educar hermanos desde la disciplina positiva, donde, además de aprender mucho sobre cómo funciona el Cerebro del Niño y sobre Disciplina sin lágrimas, descubrí una herramienta que me está dando mucho juego. Más bien, 52 herramientas.

Sí, sí, como lo lees. Se trata de 52 tarjetas con diferentes recursos de Disciplina Positiva que se clasifican en 5 bloques.

Cada bloque está relacionado con uno de los principios de disciplina positiva. Y como son 5 principios, hay 5 bloques.

¿Sabes cuáles son estos principios? Sigue leyendo y te los cuento.

Principios de Disciplina Positiva

Los principios de disciplina positiva están recogidos en el libro de Jane Nelsen “Cómo Educar con firmeza y Cariño” y son los siguientes:

 Amabilidad y firmeza : se hace manera respetuosa y motivadora al mismo tiempo.

2 Conexión: Ayuda a los niños a sentirse importantes y conectados. Sentido de pertenencia.

3 Eficacia a largo plazo. Contempla lo que el niño piensa, siente, aprende y decide acerca de sí mismo y su mundo, así como lo que tiene que hacer para sobrevivir o desarrollarse. Pero no se consigue de un día para otro, sino con paciencia, constancia y con el paso del tiempo.

4 Desarrollar habilidades sociales y para la vida: respeto, interés por los demás, solución de problemas y cooperación, así como habilidades para aportar en el hogar, colegio, comunidad.

5 Desarrollar sus capacidades y ser consciente de ellas: ayuda a que los niños desarrollen sus propias capacidades y les hace ser conscientes de ellas y les alienta el uso constructivo del poder y de la autonomía.

52 herramientas de Disciplina Positiva

Las tarjetas de disciplina positiva son idea original de Jane Nelsen y son herramientas extraídas de su libro Educar con firmeza y cariño que fue quien desarrolló, como te decía, este modelo educativo.

Se trata de herramientas no punitivas para resolución de conflictos y otros desafíos en la educación de los niños como padres o educadores.

Dichas tarjetas incluyen consejos, ideas y recursos que te pueden servir de inspiración en tu día a día.

Las originales de Jane Nelsen están en inglés, pero puedes encontrar una traducción al español realizada por Diana Jimenez  de Infancia en Positivo pinchando aquí.

Mi experiencia con las 52 tarjetas de Disciplina Positiva

Mi experiencia con las 52 herramientas de Disciplina positiva no puede ser mejor.

Son fáciles de utilizar y me permiten tenerlas a la vista y no tener que estar consultando el libro.

Para aprovecharlas bien, a mí se me ha ocurrido destacar una, cada día, a modo de recordatorio.Para ello, las pongo con un imán en la nevera y guardo el resto.

Cada día pongo una en un lugar visible de la nevera y le voy dando la vuelta al taco para ir reforzando los conceptos.

En mi caso, las tengo puestas en la cocina porque allí paso gran parte del día y me gusta mirar la tarjeta correspondiente cada mañana mientras hago el desayuno. Y cada vez que paso por allí, aprovecho y echo un ojillo otra vez y la releo.

No te imaginas cómo me ayudan a conectar con mis hijas mientras ellas hacen otras cosas y las oigo desde allí.

Muchas veces están peleándose o acaban de hacer algo inadecuado justo en ese momento y aprovecho para leerla de nuevo al tiempo que hago una respiración profunda.

Todo ello, con el fin de entender qué está pasando y de dar respuesta desde la amabilidad y la firmeza. Confieso que no siempre lo consigo, pero voy dando pasos 🙂 Y como por arte de magia, voy notando resultados en mis hijas.

Como te decía, yo tengo puesta una en la nevera y el resto las tengo guardadas en una cajita y voy sacando cada día una. No importa repetir.

De hecho, la idea es darle la vuelta al taco varias veces. Cada día, la misma frase te dice una cosa distinta o te fijas en una palabra que es la que necesitas en ese momento.

Conclusión

Si tuviera que a re-leer cada día algún concepto en el libro, estoy segura de que no lo haría y de esta manera, lo tengo presente, me lo recuerda y me ayuda a enfocarme.

Si te ha gustado la idea, te animo a que busques éstas tarjetas o algo similar o a que te las fabriques tú misma. Estoy segura de que te ayudará en el día a día. A mí me ayuda y mucho.

Si te ha gustado esta información, puedes compartirla. Gracias!

Tagged ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.