Reflexiones

Vacaciones: El Señor también viaja con nosotros

Llega el verano y con él, las vacaciones.Y el que más y el que menos se busca un rinconcito más cerca o más lejos donde protegerse de las altas temperaturas y descansar junto a la familia de todo el año escolar, de los trabajos y de los estreses diarios.

En las parroquias se cuelga el cartel de vacaciones hasta septiembre y se interrumpen la mayoría de actividades, salvo los campamentos, convivencias y las celebraciones eucarísticas, claro.

Sin embargo, muchas son las familias y los niños que en estas fechas se despiden hasta septiembre y se olvidan de meter en sus maletas algo muy importante (lo más importante diría yo) : los libros de oración.

Recientemente, el Papa Francisco nos invitaba a meter en nuestra maleta de vacaciones el Evangelio con estas palabras “dejemos amplio espacio a la lectura de la Palabra de Dios, en particular al Evangelio, que no dejaréis de meter en vuestras maletas en estas vacaciones”.

El Papa añadió que al salir de vacaciones “no se trata de irse por irse para encontrar descanso, más bien se trata de vivir de una manera nueva nuestras relaciones con nuestros prójimos, con Dios, tomando el tiempo que esto requiere”.

En el pasaje de la biblia “Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados”, el Papa ve una invitación a confiar en Él y un mensaje de descanso y serenidad para las vacaciones.

Con estas sabias palabras os deseamos, a todos, unas felices vacaciones y siguiendo la propuesta del Santo Padre, os invitamos a llevar con vosotros vuestros Evangelios, vuestros libros de oración o vuestras aplicaciones (en los dispositivos informáticos o móviles que utilicéis) para que no os olvidéis de rezar cada día y el Señor, también sea en vacaciones, el centro de vuestras vidas.

Si te ha gustado esta información, puedes compartirla pinchando en los botones que tienes más abajo.